Curso 2017 "Formación Interdisciplinaria en Violencia Familiar"

Comienzo:
Jueves 3 de Agosto
a las 18.30hs
Del Maltrato Infantil a la Violencia Conyugal
2º Curso de Formación

Comienzo:
Martes 8 de Agosto
a las 18.30hs
violencia familiar
TEMARIO VIOLENCIA FAMILIAR CURSOS ACTIVIDADES
"La ley argentina no protege a los mayores de la violencia"

El 15 de junio se conmemora el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a los Adultos Mayores. Una de las especialistas más destacadas del país en Derecho de la Ancianidad, Isolina Dabove, advierte sobre el preocupante vacío legal y social para prevenir y enfrentar las situaciones de violencia que padecen los adultos mayores.

Por Blanca Córdoba

Los ancianos constituyen hoy uno de los grupos humanos más frágiles en el mundo jurídico. Urge pensar sobre ello y trabajar en consecuencia”.

Su voz de alerta se suma al llamado de atención de las Naciones Unidas que instituyó el 15 de junio como el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a los Adultos Mayores. Esta fecha, establecida hace tres años, revela que el atropello a la vejez es hoy un mal sin fronteras geográficas y sociales. Pero, al mismo tiempo, es una muestra de la preocupación que ha despertado a nivel internacional y local la alarmante marginación y discriminación que las sociedades hacen de sus mayores.

En Rosario. En la Universidad Nacional de Rosario funciona desde 2001 el único Centro de Investigaciones en Derecho de la Ancianidad del país. Está dirigido por Dabove, quien además es docente titular de la cátedra Derecho de la Ancianidad de la carrera de Abogacía.

Desde este centro pionero en la investigación y docencia de la problemática jurídica gerontológica se señala que la vulnerabilidad física la pobreza y el aislamiento, sumado al aumento poblacional de ancianos, han contribuido al desarrollo del “edadismo”, discriminación, por portación de años.

Según Dabove, en el derecho argentino no hay antídotos eficaces para lograr su erradicación. “Es por ello que, a mi parecer, la situación jurídica del anciano se torna aún más débil que para el resto de los sujetos de derecho. Su condición es de compleja fragilidad, tanto en el plano psicofísico como en su consideración histórica y cultural”.

En este sentido, señala que las recientes leyes de violencia familiar parecen pecar por “defecto” respecto de la problemática específica de la ancianidad, pues ninguna hace un abordaje puntual y claro de la misma.

Según explicó, la ley nacional hace mención del colectivo de ancianos entre el grupo de posibles damnificados, pero lo coloca “en pie de igualdad” con los menores, incapaces y discapacitados. Frente a tal formativa, se pregunta si habrá que interpretar que el anciano es un incapaz sólo por su edad, lo cual también resulta contradictorio pues la vejez no es sinónimo de enfermedad ni de incapacidad automática.

Esta pequeña muestra, sostiene, es reflejo del desprecio, entendido como no-valor, que las sociedades actuales tiene para con sus mayores. “No es casual encontrar relaciones estrechas entre la violencia y el sistema económico prevaleciente en nuestra cultura occidental y su sentido de utilidad. Este intento de no ver y no apreciar al viejo (a su vejez y a la propia), generalmente es tan profundo que provoca múltiples situaciones de violencia sutiles, difíciles de captar sin análisis y reflexión. De allí su complejidad y el riego de que se escurra no sólo en la práctica cotidiana sino también en la teoría del Derecho”.

Nueva legislación. Finalmente, la especialista aclaró que con la ley no basta para evitar las agresiones, negligencias y maltratos físico, psíquicos, económicos y sociales.

“Hay que generar conciencia sobre el derechos y el respeto a las personas de edad, en el seno de las familias, en el Estado, los medios de comunicación, en la escuela y en la generación de trabajos científicos que fundamenten a favor de la ancianidad”. Enlace a Nota Original

Nota Relacionada a la temática:

Valoraciones de la Violencia Intrafamiliar sobre los Ancianos en el ámbito internacional

La violencia contra los ancianos es un fenómeno que ocupa y preocupa a todos los países, el alto nivel de incidencia demuestra la importancia de objetivizar ésta situación y otorgarle el papel que deben priorizar en la Familia y la sociedad, esto desafortunadamente no es atendido de igual forma en todos los países, a pesar de las alarmantes cifras y acontecimientos que hemos podido comprobar en la investigación.

  • España: en la actualidad se calcula que hay más de cinco millones de personas mayores de sesenta y cinco años, un 14% de la población. De ellas, el 60% son mujeres y el 40% hombres. Alarmante resulta las cifras del 8,9% de ancianos que de una u otra manera viven en la violencia, pero de ellas sólo el 3,1% establece la denuncia o busca ayuda para resolver ésta situación, como se puede ver esto obliga a replantearse políticas y estrategias de actuación, que van más allá de las meras mantenedoras de la calidad de vida de dichas personas y que pasan por medidas sociales, económicas, jurídicas y de protección. Que han de superar también la tutela de los derechos genéricos de todos los ciudadanos para incrementarlos con el reconocimiento explícito de los derechos de las personas mayores.
  • Estados Unidos de América: "más del 20 % de los ancianos no sólo son maltratados en sus hogares, sino también en diversas instituciones nacionales destinadas a su cuidado", existe una evidencia de que estos ancianos tienen mayor probabilidad de sufrir maltrato que aquellos que viven en sus hogares. La situación que se plantea no es sencilla pero debemos concientizarnos que son estos ancianos las personas que generación tras generación han estado cuidándonos, alimentándonos y educándonos, debemos no solo respetarlos y ayudarlos, sino de estar a su lado en su proceso de envejecimiento.
  • Perú : la falta de seriedad de parte del Estado es una de las mayores dificultades a los cuales se enfrentan los ancianos, las personas con mayor status social y cultural recurren a formas más sutiles de violencia, como la psicológica, mientras que los que tienen un nivel cultural menor optan directamente por los golpes, la mayoría no son agresivos de forma habitual. Por eso es tan difícil reconocerlos. Además, desarrollan una especie de doble personalidad, hacen lo que corresponde hacer a un hombre cuando están en público: pero son unos tiranos en privado.
  • Brasil y Panamá: se reportan anualmente más de 70 mil casos de extrema violencia, de los cuales un 27.1 % de los maltratados constituyen ser ancianos.
  • Argentina: este fenómeno se ha venido incrementando desde hace más de tres décadas y para el 2009 se prevé que más de 18 700 adultos mayores sufran algún tipo de violencia dentro del seno familiar, alrededor del 8%.
  • Colombia: entre el 4% y el 6% de las personas mayores reconocen haber sufrido maltratos en el hogar, en la mayoría de los casos se pone de manifiesto la violencia económica ya sea por parte del Estado o de los miembros del hogar. Sienten que en el Estado no existe ninguna preocupación por su seguridad de ingresos, indican que no son considerados con preferencia en las entidades públicas, privadas, ni en los servicios de salud, ni de transportistas, sostienen además que también concurren con mucha frecuencia en la Familia el maltrato psicológico y se caracteriza por la indiferencia cotidiana y la falta de paciencia hacia los padres, se ha detectado que esta violencia genera un aumento de los índices de alcoholismo, de depresiones crónicas y de suicidio.
  • Chile : el 34,2% de la población anciana consideró sufrir algún tipo de violencia en el hogar o centro de cuidados, siendo las más afectadas las mujeres entre 65 y 74 años, el maltrato más evidenciado lo fue el psicológico con el 75,6% de afectación.

Como hemos podido analizar la violencia intrafamiliar en los ancianos, continúa ganando batallas a las víctimas, sin que exista una respuesta real y acertada a ésta situación que atañe a tantos hogares en el Mundo, las cifras que se presentan son ciertamente alarmantes y sus manifestaciones disímiles, pero mucho más alarmantes son los grupos vulnerables, fundamentalmente las personas longevas, las cuales mantienen a pesar de todo la esperanza de un cambio en la conducta del victimario para concluir sus días con una vejez tranquila junto a su Familia.

Fragmento estadístico extraído de:
Violencia Intrafamiliar contra los Ancianos desde la Criminología ...
La violencia intrafamiliar como forma de manifestación de la violencia es el ... registra cifras interesantes con respecto a la ancianidad al contar con 62 ..

Una realización de:
Punto Blanco
Web & Graphic Design
Bartolomé Mitre 1970 - 2º "B" (C1039AAB) Ciudad de Buenos Aires - República Argentina
Tel/Fax: (54 11) 4953-1268 | info@aapvf.com.ar - Para información o entrevistas llamar:
Lunes de 18 a 21 hs. | Martes de 15 a 20 hs. | Jueves de 15 a 20 hs. |
Blog twitter facebook
® Todos los derechos reservados Asociación Argentina de Prevención de la Violencia Familiar 2004-2012

DIFUNDA NUESTRA LABOR

Copia este código 210 x 60 px

Copie el siguiente código en su Blog o sitio web para hacer conocer nuestro trabajo y tendrá un banner linkeado con nuestra página. Muchas Gracias.