Curso 2017 "Formación Interdisciplinaria en Violencia Familiar"

Comienzo:
Jueves 3 de Agosto
a las 18.30hs
Del Maltrato Infantil a la Violencia Conyugal
2º Curso de Formación

Comienzo:
Martes 8 de Agosto
a las 18.30hs
violencia familiar
TEMARIO VIOLENCIA FAMILIAR CURSOS ACTIVIDADES
25 de noviembre: Día internacional para la
Eliminación de la Violencia contra la Mujer

La ONU define la violencia contra la mujer como "todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada."(Consejo Económico y Social, ONU, 1992)

Aunque la manifestación de violencia contra las mujeres puede diferir dependiendo del contexto económico, social y cultural, el fenómeno es universal y contribuye enormemente a la subordinación de las mujeres en todo el mundo. La conceptualización de la violencia contra las mujeres como una violación de derechos humanos fue un paso crítico en la vinculación del abuso de los derechos de las mujeres al sistema internacional de derechos humanos (Women's Human Rights Net).

Conceptos clave del problema

Una muestra al azar de 150 mujeres en Trondheim, Noruega, descubrió que el 25% había sufrido abusos físicos o sexuales por parte de su pareja masculina.

El tema de la violencia contra las mujeres fue primero discutido en términos de actos manifiestos de violencia física y sexual. Esto incluye, por ejemplo, el infanticidio femenino, el feticidio femenino, el incesto, el maltrato a las esposas y la violación marital en la esfera privada, y la violación y el acoso sexual en el dominio público. En años recientes, la definición se ha ampliado para incluir más formas estructuradas de violencia basada en el género. Ciertas prácticas culturales, como la preferencia por los hijos varones, la dote y las pruebas de virginidad, por ejemplo, son destacadas como denigrantes o convierten a la mujer en objeto.

Además de esto, la violencia contra las mujeres ha sido definida como una forma de discriminación bajo la Convención de la Mujer (Recomendación General No.19). Cada vez más, la violencia contra las mujeres se entiende también que abarca todas las formas de discriminación que crean un ambiente en el que tal violencia puede ser perpetrada con impunidad y algunas veces incluso con una sanción social. En años recientes, el activismo en esta área ha estado también dirigido al reconocimiento de la acción mediadora de las mujeres en la transformación de las condiciones opresivas que fomentan la violencia basada en el género y en resistir el "victimismo" como la inevitable respuesta femenina ante la violencia. (Women's Human Rights Net)

Entre el 16 y el 52% de las mujeres en el mundo entero son agredidas físicamente por una pareja íntima por lo menos una vez en la vida (OMS, 1997).

Cada vez más, la violencia contra las mujeres se entiende también que abarca todas las formas de discriminación que crean un ambiente en el que tal violencia puede ser perpetrada con impunidad y algunas veces incluso con una sanción social.

Entre las mujeres de 15 a 44 años de edad, la violencia basada en el género es responsable de más muertes e incapacidades que la suma total atribuida al cáncer, la malaria, los accidentes de tránsito y la guerra (OMS, 1997).

Se calcula que la violación y la violencia doméstica "son responsables del cinco por ciento de los años de vida saludables que pierde una mujer en edad reproductiva en países en desarrollo demográfico" (Banco Mundial, 1993).

  1. 1. La violencia adopta múltiples formas: individual y social, explícita o implícita. La violencia y, en especial el terrorismo, no afecta sólo a la víctima o víctimas directas: amenaza el tejido entero de la sociedad civil.
  2. La violencia nace de una interacción compleja entre factores biológicos y ambientales.
  3. Dada la multiplicidad de formas bajo las que aparece la violencia y dada la diversidad de saberes que se ocupan de su estudio, es necesario confeccionar un vocabulario común de tipo descriptivo que facilite la investigación y comunicación indisciplinar.
  4. Dado que la violencia tiene componentes biológicos y ambientales, es posible modificarla tanto mediante intervenciones biológico-médicas como cultural-educativas. Es necesario, por lo tanto, seguir investigando en ambas vertientes de la violencia: en la social y en la biológica.
  5. Profundizar en el conocimiento científico de las bases biológicas y sociales de la violencia permite conocer mejor la violencia y comprender cada vez más las posibilidades del ser humano. Pero este
    conocimiento sólo debe obtenerse respetando, en todo momento, la autonomía del individuo, sea cual sea su raza, género o situación económica.
  6. El conocimiento científico de los componentes de la violencia debe traducirse, por una parte, en prácticas educativas que fomenten la responsabilidad personal y la tolerancia y, por otra, en el desarrollo de cauces institucionales para la expresión no violenta de conflictos. La necesidad de estos cauces viene planteada por la naturaleza cambiante de la sociedad de nuestros días, caracterizada por la globalización de la cultura y de la economía, la desigualdad y diversidad crecientes que se dan en su seno y la enorme presión a que se ven sujetos los individuos que la forman.

La Violencia y los derechos de la mujer

Los acuerdos internacionales sobre Derechos Humanos reconocen claramente que la violencia contra la mujer constituye una violación de sus derechos humanos:

  • En 1979, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la cual suele describirse como una declaración internacional de derechos para la mujer. La convención define lo que constituye la discriminación contra la mujer y esboza un programa de acción para dar fin a dicha discriminación
  • En 1993, la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el primer documento internacional de derechos humanos en abordar exclusivamente el tema de la violencia contra la mujer. En ella se afirma que la violencia contra la mujer viola, perjudica o nulifica los derechos humanos y libertades fundamentales de la mujer.
  • En 1995, mediante la Plataforma de Acción de Beijing (procedente de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer) se instó a los Gobiernos a "condenar la violencia contra la mujer y abstenerse de invocar ninguna costumbre, tradición o consideración de carácter religioso para eludir las obligaciones con respecto a su eliminación que figuran en la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer..."


Acta de derechos de la mujer maltratada

  • Yo tengo derecho a no ser golpeada jamás
  • Yo tengo el derecho de cambiar la situación
  • Yo tengo el derecho de vivir libre del temor a ser golpeada
  • Yo tengo el derecho de requerir y esperar una correcta atención por parte de la policía y los sistemas de atención que necesite
  • Yo tengo el derecho de compartir mis sentimientos y no ser aislada de familiares, amigos y otras personas
  • Yo tengo derecho a ser tratada como una persona adulta
  • Yo tengo derecho a salir de un ambiente de maltrato
  • Yo tengo derecho a mi privacidad
  • Yo tengo el derecho de expresar mis propios pensamientos y sentimientos
  • Yo tengo derecho a desarrollar mis habilidades y talento personal
  • Yo tengo el derecho de denunciar a mi esposo/compañero golpeador
  • Yo tengo derecho a no ser perfecta.

Fuente: "Understanding Wife Assault", de D.Sinclair y ha sido tomada del libro "Battered wives and powerless loss: what can counsellors do? de Patricia G.Ball y Elizabeth Wyman. (Aparece en www.derechoshumanos.org/violenciacontralamujer)

Echar ácido para desfigurar la cara de una mujer es tan común en Bangladesh que requiere su propia sección en el código penal. (Charlotte Bunch, "The Intolerable Status Quo: Violence Against Women and Girls" en UNICEF, The Progress of Nations 1997, Nueva York: 1997, p. 41).

¿Qué hacer ante los malos tratos en el ámbito doméstico?

(Adaptado de la página web del área de acción social y participación ciudadadana del Ayuntamiento de Valladolid)

  • Asistencia médica. Si se necesita asistencia facultativa, lo más oportuno es dirigirse al ambulatorio o Centro de Salud o al servicio de urgencia de los hospitales. El diagnóstico, las lesiones observadas y el tratamiento prescrito por el médico tendrán su importancia para que en el posterior juicio la sentencia se ajuste a los hechos denunciados, por eso es importante NO OLVIDAR solicitar el duplicado del informe médico o del parte de asistencia en el que conste que las contusiones o lesiones se han producido por una agresión física.
  • Presentar una denuncia. Como los malos tratos suelen desarrollarse en el ámbito doméstico o en la más estricta intimidad, sin la presencia o incluso con la complicidad de testigos, es la víctima de las agresiones quien debe tomar la decisión de romper con su silencio.
  • Objetivo de la denuncia. Con ella, se comunica verbalmente o por escrito a la autoridad judicial, Ministerio Fiscal o Policía la comisión de un hecho presuntamente delictivo. Se ponen así en marcha los medios adecuados para defender la dignidad de la mujer maltratada y los derechos legales que la asisten.
  • Cómo y dónde poner una denuncia. Se interpone en cualquier Comisaría de Policía o en el Juzgado de Instrucción que esté de guardia. Es importante aportar todos los datos posibles sobre las circunstancias en las que se produjo la agresión, sin ocultar u omitir detalles que pueden ser imprescindibles para determinar la gravedad de la conducta.
  • En el momento de la denuncia o, en todo caso, en la primera comparecencia ante el juez deben de informar de los derechos que asisten a la mujer.
  • Hay que hacer constar si se ha sufrido malos tratos en otras ocasiones.
  • Hay que leer detenidamente el texto de la denuncia y antes de firmarla hacer que se incluyan las aclaraciones o ampliaciones que se consideren convenientes.
  • Se debe exigir una copia o justificante de la denuncia.
  • La copia de la denuncia y la sentencia penal pueden servir de prueba en un proceso matrimonial.
  • Marcharse de casa. Cuando está en peligro la propia seguridad de la mujer o la de sus hijos, puede abandonar el domicilio sin incumplir el deber de convivencia, siempre que en el plazo de 30 días se soliciten unas medidas provisionalísimas o se presente una demanda de separación.
  • Las medidas provisionales. Son medidas previstas para los casos de urgencia y necesidad. La Ley faculta a cualquier mujer para solicitarlas personalmente del juez de Familia sin necesidad de Abogado ni de Procurador. Contienen la autorización para vivir separados, medidas sobre la custodia de los hijos, disposición de la vivienda y auxilios económicos.
  • La demanda. Se interpone en el juzgado de Familia por medio de Abogado y Procurador. Si no se tienen recursos económicos y se ha solicitado asistencia jurídica gratuita el Colegio de Abogados tiene la obligación de prestar el asesoramiento que se necesite, con la finalidad de orientar y encauzar las actuaciones que se decidan realizar.
  • Al abandonar el domicilio es necesario llevar:
  • Libreta Matrimonial o Partida de Casamiento Civil.
  • DNI propio y el de los hijos.
  • Cartilla de la seguridad social.
  • Numero de documento de la persona con la que se convive.
  • Facturas y documentos que acrediten los gastos del sostenimiento familiar.
  • Lugares adonde se puede recurrir solicitando refugio.
  • Alojamiento en pensiones. Se trata de una medida de emergencia que suele estar subvencionada por el gobierno y que permite pasar la noche hasta lograr el contacto con el sistema de Casas de Refugio.
  • Casa refugio de acogida. En situación de extremo desamparo y sin disponibilidad de domicilio, dan protección temporal ante posibles agresiones. Con su experiencia ofrecen apoyo moral y humano para encarar el futuro.

Este material fue adoptado de: http://usuario.tiscali.es/hipatia/tablon/violenciagenero/violenciadegenero.htm

Una realización de:
Punto Blanco
Web & Graphic Design
Bartolomé Mitre 1970 - 2º "B" (C1039AAB) Ciudad de Buenos Aires - República Argentina
Tel/Fax: (54 11) 4953-1268 | info@aapvf.com.ar - Para información o entrevistas llamar:
Lunes de 18 a 21 hs. | Martes de 15 a 20 hs. | Jueves de 15 a 20 hs. |
Blog twitter facebook
® Todos los derechos reservados Asociación Argentina de Prevención de la Violencia Familiar 2004-2012

DIFUNDA NUESTRA LABOR

Copia este código 210 x 60 px

Copie el siguiente código en su Blog o sitio web para hacer conocer nuestro trabajo y tendrá un banner linkeado con nuestra página. Muchas Gracias.